El libro recomendado por guitarmonia.es

Tonalidad

Tonalidad

Podemos definir la tonalidad como un grupo de sonidos alrededor de otro principal, que denominaremos tónica o centro tonal, que forma un conjunto organizado. Ese sonido principal podrá venir representado por una nota, un acorde o una escala diatónica.

Ahora que ya sabemos que la tonalidad está representada por una escala diatónica, podemos ir más lejos y decir que la tonalidad se divide en grados, y que cada nota de esa escala diatónica marca la posición de uno de esos grados. Las notas de una escala se representan con números arábigos (1, 2, 3…) y los grados con números romanos (I, II, III…).

Los nombres de los grados son estos:

  • I – Tónico base
  • II – Supertónico
  • III – Mediante o Modal
  • IV – Subdominante
  • V – Dominante
  • VI – Submediante o Relativo menor
  • VII – Sensible (cuando está a un semitono de la tónica), Séptima menor o Subtónica (cuando está a un tono de la tónica)
  • VIII – Tónico (octava)

Vamos a imaginar la tonalidad como una montaña rusa. Esa montaña rusa está anclada al suelo por siete pilares, los siete grados de la tonalidad. De estos siete pilares o grados, hay tres muy importantes: el I, el IV y el V. Nuestra montaña rusa se ha construido, a lo largo de esos siete pilares, atendiendo a cálculos matemáticos, leyes de la física, aerodinámica…, lo cual ha condicionado su forma. De la misma manera, la tonalidad define las interacciones entre los sonidos que la componen y asigna a cada uno de los acordes formados sobre los grados de la escala una función. En cualquier punto del recorrido de la montaña rusa habrá una tendencia, en mayor o menor medida, a volver al punto de partida/llegada. Siguiendo con el símil, ese punto de partida/llegada sería la tónica, y todos los sonidos tenderán, con mayor o menor tensión, a llegar a ese estado de reposo.

Decir que una canción está en una determinada tonalidad, por ejemplo C mayor, significa que está compuesta por acordes formados sobre los grados de la escala mayor de C y/o por notas de la escala mayor de C. Eso no significa que en esa canción solamente pueda haber acordes de la tonalidad de C mayor; hay otros acordes que, aunque no formen parte de una tonalidad, están relacionados con ella. En nuestro símil sería como decir que a nuestra montaña rusa le podemos introducir algún elemento extra a lo largo del recorrido sin alterar por ello su estructura general.

Ver la armonización de la escala mayor para obtener los acordes que se forman sobre cada grado de la escala diatónica.

A la utilización de todos los recursos armónicos desarrollados en el estudio de la tonalidad es lo que conocemos como armonía tonal.

Los grados tonales

Los grados encargados de definir una tonalidad se llaman gratos tonales. Son el I, IV y V. Por eso en el símil de la montaña rusa y la tonalidad hemos dicho que esos tres pilares eran los más importantes.

Para ver cuáles son los grados que definen la modalidad, los grados modales, ver modalidad.


El libro recomendado por guitarmonia.es