Escala Cromática

La escala cromática está compuesta completamente por semitonos, sumando un total de doce notas en la octava. Dependiendo de si la escala asciende o desciende, las notas se escriben con bemoles o sostenidos.

Escala Cormática

Debido a su estructura, la escala cromática no es tonal del modo en que una escala diatónica lo es; o sea, no hay ninguna nota en especial en torno a las que las demás notas giren. Como todas las notas están a la misma distancia unas de otras, cualquiera podría servir como tónica. Con esta falta de tonalidad, la escala cromática no se utiliza como fuente de melodías o armonías en la música popular como se hace con una escala diatónica. (La escala cromática tiene este papel deliberado atonal). Las notas cromáticas individuales se muestran en un contexto diatónico como parte de los acordes alterados, progresiones cromáticas y como notas de paso entre las notas de una escala diatónica. Por tanto, la escala cromática como una estructura completa existe más en la teoría que en la práctica y es especialmente útil para mostrar la notación apropiada de las notas cromáticas.

Digitación:

Escala cromática