El libro recomendado por guitarmonia.es

Recursos de guitarra

Recursos en la guitarra

Alguien dijo una vez, que cuando tocas la guitarra estás contando una historia. Yo también lo pienso, y al igual que ocurre cuando cuentas una historia, no vale solamente con el contenido; hay que enfatizar ciertas frases o notas, subir el tono de voz cuando sea necesario, gritar, hacer pausas,…Pero ¿cómo dar esos matices a la historia que estás contando cuando tocas la guitarra? Muy fácil, con los recursos de guitarra, que son técnicas para darle colorido y entonación a lo que tocas.

No se puede dar sentimiento a un blues si sobre una progresión de acordes tocas una melodía como un autómata.

Estos recursos pondrán tu sello propio a tu música. Mil personas pueden contar la misma historia, pero la manera de contarla será en todos los casos diferente.

Si cuando tocas una escala su sonido te parece demasiado frío, seguramente tengas que practicar estas técnicas para que tu música cobre vida.

La guitarra es un instrumento que permite ser muy expresivo si se utilizan estas técnicas. Aprovéchate de ello.

La lista de recursos que se pueden utilizar puede ser muy larga; aquí te presentamos los más utilizados. Recuerda que cada recurso, al tratarse de técnica, sólo hay tres maneras de aprender a utilizarlo y a dominarlo: practicando, practicando y practicando.

  • Slide o Glissando: quizá sea  la manera más sencilla de dar un matiz a una nota. Pisa una nota, hazla sonar y arrastra por la cuerda tu dedo hasta llegar a otra nota distinta, sin dejar que se apague el sonido. Acabas de hacer un slide. Para hacerlo bien, tu dedo tiene que seguir ejerciendo presión sobre la cuerda hasta llegar a la nota de destino. En la nota final ya no habrá golpe de púa, simplemente sonará con el sonido residual del golpe que dimos en la primera nota y que se ha mantenido por la presión ejercida sobre la cuerda durante el slide. Los slides suelen ser ascendentes, pero también se pueden hacer descendiendo por el mástil.
  • Bending: la guitarra es el instrumento que más variedad de bendings ofrece. Un bending consiste en estirar una cuerda verticalmente. Los dedos idóneos para realizar este estiramiento son el anular y el meñique, pero siempre ayudados por los dedos que tenemos detrás del que está realizando el estiramiento para reducir el esfuerzo que hay que hacer y evitar lesiones. No tengas miedo de que la cuerda se rompa; están pensadas para eso. Cuanto más alejado de la cejilla intentes hacer el bending, más sencillo te resultará hacerlo. También, cuanto menor sea el calibre de la cuerda, más sencillo de hacer será el bending. Es por eso que en las acústicas (normalmente con cuerdas más gruesas) sea más complicado hacer el bending que en una guitarra eléctrica. El bending se puede realizar hacia arriba o hacia abajo, dependiendo de lo que más nos convenga. Lo normal es que en las cuerdas inferiores se haga hacia arriba y viceversa. Lo más complicado a la hora de hacer un bending es afinarlo; o sea, estirar la nota hasta que nos dé la nota deseada. Hay bendings de 1/4 tono, 1/2 tono, 3/4 tono, 1 tono,…y sumando 1/4 de tono a la serie hasta los 3 tonos.
  • Hammer-on o ligadura ascendente: es un recurso muy parecido al slide. Permiten tocar una segunda nota sin dar otro golpe de púa, pero en lugar de deslizar la nota, hay que dejar caer otro dedo sobre la cuerda haciéndola sonar. El sonido va de una nota grave (donde damos el golpe de púa) hasta una nota más aguda.
  • Pull-off o ligadura descendente: estos ligados comienzan en una nota aguda y terminan en una nota grave. Para hacer un pull-off correctamente, tiraremos de la cuerda hacia abajo, con la yema del dedo, sobre la nota aguda mientras mantenemos pisada la misma cuerda con otro dedo en la nota grave. Practica ambas técnicas (hammer-on y pull-off) sobre escalas; utiliza hammer-on cuando asciendes por la escala y pull-off cuando desciendes. La ejecución estas dos técnicas, una detrás de otra, sobre la misma cuerda, se llama legato.
  • Vibrato: consiste en una ligera vibración de la cuerda, con movimiento oscilatorio, para imprimirle al sonido un matiz diferente, prolongando su sonido (sustain natural). Cada músico tiene su propio estilo de vibrato. Los clásicos lo suelen hacer con movimientos horizontales, mientras que en la guitarra eléctrica se suele hacer con movimientos verticales. No puedo dejar de recordar el célebre vibrato de uno de mis ídolos, B.B. King, que es corto y muy rápido, llamado “aguijón de abeja”. Si quieres ver vibratos más lentos, fíjate en David Gilmour.
  • Trino: es una forma especial de hacer los ligados (hammer-on y pull-off), uniendo varios a la vez. Siempre se ejecuta sobre dos notas en una misma cuerda y dando únicamente un solo golpe de púa, ligándolas, de manera interrumpida, mediante ligados ascendentes (hammer-on) y ligados descendentes (pull-off).
  • Trémolo: Es un efecto de la mano derecha. Consiste en tocar cada nota de manera muy repetitiva, como se tocaría una bandurria. Si se hace con los dedos, suele hacerse con 2 o 3 dedos en efecto cascada. Si se hace con púa, habrá que realizar un movimiento púa-contrapúa de manera constante y muy rápido.

Estos recursos vistos arriba son los más utilizados, pero existen muchos más, como el tapping, slapping…, que explicaremos en otro post.

Esta entrada está incluida en Técnicas de guitarra y fue creada por Hendrix.


El libro recomendado por guitarmonia.es

Los comentarios están cerrados.