El libro recomendado por guitarmonia.es

Armonía blues

Armonía blues

Encontramos a menudo que la armonía moderna no es completamente diatónica y hay una serie de variaciones que deben ser comprendidas para analizar muchas progresiones. Dentro de los conocimientos de la armonía y teoría, hay que tratar con muchas excepciones a las rígidas reglas de la armonía y melodía diatónicas. La primera de estas excepciones es el blues.

El blues es un estilo que combina tradiciones musicales europeas y africanas generando una mezcla que desafía los tratados armónicos clásicos.

Los tres acordes básicos en blues son los mismos que en el sistema diatónico tradicional: I, IV y V. Lo que hace de la armonía blues diferente de la armonía europea occidental es la cualidad de las séptimas. Nosotros hemos sido educados para reconocer los acordes de 7ª dominante como acorde V en relación a una nota tónica, pero en blues, los tres acordes son séptimas dominantes; es decir, tanto el acorde I, IV y V tienen la cualidad dominante. En el blues, el hecho de que estos acordes sean todos dominantes no implica que haya tres diferentes tonalidades; tras una breve escucha de un blues esto resulta obvio, a pesar de la cualidad acordes, hay un claro acorde tónico, y los otros acordes funcionan de la misma forma que en una progresión diatónica normal. Mientras este uso de los acordes de 7ª dominante resultaría disonantes y falto de resolución para los músicos de la base clásica, actualmente se acepta como normal.

Armonía blues

Melodía blues

Uno de los aspectos distintivos del blues es el sonido de su melodía. De nuevo, rompe las reglas establecidas para la relación entre melodía y armonía diatónicas. Al igual que con la progresión blues, que sin ser diatónica resulta ser tan directa y tonal que la escala mayor armonizada, la melodía blues tiene también ese fuerte carácter tonal. Las melodías de blues actuales desafían las reglas de la notación tradicional, al incluir sonidos que se encuentran literalmente incrustados entre las notas del pentagrama, pero que pueden ser organizados según un grupo con forma la llamada escala de blues. La escala de blues es realmente parecida a la escala pentatónica menor, con el añadido de una nota extra, llamada quinta bemol (esta nota es técnicamente una 5ª disminuida o una 4ª aumentada, dependiendo del contexto, aunque en blues raramente se la llama por estos términos).

La particularidad de la escala de blues radica en las notas blues. Estas notas chocan literalmente con la armonía tradicional. Dado que la escala de blues es utilizada principalmente sobre acordes de 7ª dominante, prodríamos esperar que la escala se adaptara al sonido del acorde. Sin embargo, la escala de blues contiene dos notas que chocan con notas del acorde de 7ª dominante, creando una disonancia melódica que es una de las señas de identidad del blues. Estas dos notas blues son la 3ª menor y la 5ª bemol. Enfatizando estas dos “falsas” notas conseguimos que el blues suene más auténtico. (La 7ª menor es también considerada una nota blues, aunque ya forma parte del acorde dominante).


El libro recomendado por guitarmonia.es