El libro recomendado por guitarmonia.es

Sustitución de acordes

El sistema diatónico es muy efectivo para organizar melodías y armonías según patrones sencillos dentro de un gran abanico de estilos de música. Sin embargo, como con cualquier sistema utilizado durante un largo periodo de tiempo, se hace necesario hacer cambios. Algunos compositores y músicos del jazz y la música clásica (al menos en esos estilos catalogados como “música culta” en oposición a la música popular) reaccionaron repetidamente en contra de la simplicidad del sistema diatónico yendo al punto contrario, la atonalidad. La música popular, de sonido familiar por definición, no suele investigar demasiado en esa dirección. En cambio, lo músicos populares intentan incluir variaciones en el sistema diatónico, combinando los elementos habituales de nuevas formas. Algunos ejemplos de estas variaciones son: inversión de acordes, extensiones, alteraciones, intercambio modal y dominantes secundarios. Otra de estas formas es la sustitución de acordes. Esto quiere decir que se reemplaza el acorde obvio y esperado por otro ligeramente diferente pero que sigue desempeñando la misma función. Cuando el acorde sustituido comparte la misma escala armonizada que el original, este método se denomina sustitución diatónica.

La forma en que se eligen unas sustituciones u otras es mediante el agrupamiento de acordes por familias de sonidos relacionados y la posterior sustitución de unos por otros. Esto no significa que los acordes sean totalmente intercambiables, pero sí tenemos varias opciones dentro de cada familia de crear diferentes voice leadings y diversos matices emocionales. El intercambio de acordes relacionados para crear progresiones de sonido diferente pero manteniendo la estructura original se denomina rearmonización.

Familias diatónicas

Los acordes del sistema diatónico mayor y menor pueden agruparse en tres grupos principales, según su tendencia y efecto armónico:

  1. La familia de los acordes I es la familia tónica. Su efecto es básicamente resolver una pieza musical temporal o permanentemente.
  2. La familia de los acordes IV es la familia subdominante. Su efecto es básicamente el de separarse del acorde I.
  3. La familia de los acordes V se denomina familia dominante. Su efecto es el de acercarse o resolver al acorde I.

Los efectos de cada una de estas familias es claramente visible en una progresión de blues, donde los tres acordes que la forman son el I, IV y V.

Los acordes diatónicos restantes: IImi, IIImi, VImi y VIIº, cada uno pertenece a una de las tres familias. Estas familias son ligeramente diferentes en tonalidades mayores y menores.

Sustitución datónica en tonalidades mayores

La sustitución diatónica en tonalidades mayores queda así:

  • Familia tónica: I, IIImin y VImin
  • Familia subdominante: IV y IImin
  • Familia dominante: V y VIIº

La relacción entre familias se puede ver comparando las estructuras de los acordes de unas y otras.

Con la sustitució diatónica, la progresión de blues puede convertirse en algo con un sonido muy diferente, aunque manteniendo el movimiento general de acordes.

Sustitución diatónica en tonalidades menores

En las tonalidades menores, las familias son un poco diferentes debido a la distinta estructura de las escalas, y por tanto, diferentes relaciones entre las tónicas de los acordes:

  • Familia tónica: Imin y bIII
  • Familia subdominante: IVmin, IIº y bVI
  • Familia dominante: Vmin y bVII (ó V y VIIº*)

Es muy común en tonalidades menores reemplazar el acorde Vmi en la escala diatónica menor armonizada con el acorde V ó V7, mientras al mismo tiempo el acorde bVII es reemplazado por el VIIº. Aunque el sonido es diferente, las relaciones entre los acordes permanece.

La progresión de blues, en este caso un blues menor) puede utilizarse para ver la aplicación de sustitución deatónica en tonalidades menores.

De nuevo con la sustitución diatónica conseguimos un resultado de sonido muy diferente pero en la que se mantienen las relaciones en los movimientos de acordes.

En los estilos de música basados en las tríadas, el acorde VIIº en mayor y el IIº en menor. siendo tríadas disminuídas, se separan de las otras tríadas mayores y menores debido a su disonancia. Para sugerir esas situaciones pero evitando armonías extrañas, es muy común utilizar la tríada V en la primera inversión en lugar de la tríada VIIº en tonalidades mayores, y la tríada bVII en primera inversión en lugar de la tríada IIº en tonalidades menores. La inversión de acordes y la sustitución son dos formas de conseguir el mismo objetivo de ganar en variedad dentro de la estructura diatónica, y las dos están muy relacionadas.

Sustitución melódica

La sustitución diatónica no sólo se utiliza para sustituir un acorde por otro armónicamente. Se puede utilizar también de otro modo que sobre una armonía original que se mantiene, se ejecuta una melodía basada en la estructura de los acordes sustitutos. Esta es una técnica muy usada en la improvisación para añadir variedad melódica sobre armonías familiares y típicas.

Por ejemplo, el arpegio de Emi7 contiene las notas E,G,B y D, que son la 3ª mayor, 5ª justa, 7ª mayor y 9ª mayor de C. Por tanto un arpegio de Emi7 usado como fuente melódica sobre un acorde Cma7 producirá el efecto de un Cma9.

La sustitución diatónica y melódica son herramientas utilizadas a diario por los compositores, arreglistas y músicos en general. Aunque sus principios son realmente simples, no se trata de fórmulas infalibles. Convertirse en un músico experto en estos principios requiere experiencia y oído crítico. Como ocurre siempre, el gusto y el estilo son elementos esenciales que la teoría no proporciona.

Sustitución de 5ª bemol

Otro tipo de sustitución utilizada en música popular, especialmente en estilos influenciados por el jazz, es la llamada sustitución por la b5ª. Esto ocurre cuando un acorde dominante de 7ª es sustituido por el acorde dominante de 7ª cuya tónica está a un intervalo de 5ª bemol (disminuido) de distancia. Como en la sustitución diatónica, el resultado es un cambio en la línea de bajo y el voice leading, sin cambiar la función general del acorde. Este tipo de sustitución es posible porque dos acordes de 7ª dominante comparte el mismo intervalo de tritono.

El tritono: es otro nombre par ael intervalo de cuarta aumentada/quita disminuida, que también puede ser descrito como un intervalo formado por tres tonos completos, de ahí el nombre “tritono”.

Sustitución 5ª bemol

El tritono en los acordes de 7ª dominante

El tritono es un intervalo disonante, y está en disonancia con el corazón del acorde dominante es lo que le da al acorde esa sensación de querer resolver al acorde tónico consonante mayor o menor. En la sustitución de la 5ª bemol, el acorde sustituto contiene el mismo tritono que el acorde de 7ª dominante original, lo que quiere decir que puede resolver a la misma tónica aún cuando esté construido sobre una raiz totalmente diferente .

Debido a la relación de tritono, la sustitución de 5ªbemol es también llamada sustitución de tritono.

Análisis de la sustitución de la 5ª bemol

El resultado más obvio de la sustitución de la 5ª bemol es un descenso cromático de la línea de bajo y no un movimiento de ésta en cuartas y quintas. Esto crea un voice leading más suave con el bajo sin cambiar la tendencia armónica de los acordes.

Esto sólo funciona con acordes de 7ª dominante activos. Un acorde de 7ª dominante que no resuelva a su tónica prevista no puede ser reemplazado de esta manera. También este tipo de sustitución sólo se aplica a este tipo de acordes de 7ª (incluyendo extensiones y alteraciones), y no a ninguna otra clase de acordes.

Aplicación a dominantes secundarios

La sustitución de b5 también se puede aplicar a dominantes secundarios activos, del mismo modo que a acordes V7 en tonalidades menores. Dicho de otro modo, se puede aplicar a cualquier acorde de 7ª dominante que resuelve, aunque sea temporalmente, a su tónica. La pista para captar la presencia de la sustitución de b5 es la línea de bajo cromática descendente.

La sustitución de b5 se aplica sólo a acordes del tipo 7ª dominante activos, no a acordes de 7ª dominante pasivos u otro tipo de acordes.

El libro recomendado por guitarmonia.es