El libro recomendado por guitarmonia.es

Inversión de acordes

Inversión de AcordesEl estudio de la armonía se encarga de cómo construir acordes añadiendo intervalos sobre la tónica, así como de la comprensión de las relaciones diatónicas (saber qué cualidades de acordes tienen sus tónicas en qué grados de la escala). Estos son puntos básicos de la armonía popular, aún cuando en la realidad estas estructuras se manipulan continuamente  de varias formas para crear variedad sin perder el sentido intrínseco de la tonalidad. En este apartado de la web, veremos cómo los acordes pueden ser puestos literalmente del revés para crear aún más variedad y riqueza sin cambiar la cualidad diatónica básica.
Normalmente los acordes se forman así: con la tónica como la nota más baja y las demás notas más agudas situadas en orden, produciendo bien acordes de tres notas (tríadas) o de cuatro (acordes de 7ª). Esta es la manera más clara de ver las cualidades de los acordes y como esas cualidades se organizan para dar lugar a progresiónes diatónicas. En la práctica, sin embargo, los acordes no siempren funcionan así. Dependiendo de la naturaleza del instrumento, la habilidad del músico o de la intención del compositor, las notas del acorde pueden organizarse de varias maneras diferentes. El arreglo específico de las notas de un acorde en vertical con respecto a la nota más baja se denomina voicing. Se puede pensar en las notas de una acorde individualmente de modo que podemos moverlas a una posición diferente con respecto a las otras. En la mayoría de los casos, la tónica permanece como las más baja y las demás se reorganizan. Un acorde con la tónica en el bajo, independientemente del orden de las demás notas, se describe como en posición de tónica.

Un principio básico para que los voicings de acordes determina que las notas de un acorde pueden reorganizarse en cualquier orden sin que ello afecte a las cualidad de ese acorde. Esto incluye reordenar las notas altas manteniendo la tónica en el bajo, o colocar otra nota como la nota más baja. La segunda opción es la llamada inversión de acordes, es decir, invertir el acorde respecto a su origen. Hay tres posibles inversiones con respecto a la posición de la nota baja:

  • Primera inversión: voicing con el tercer grado del acorde en el bajo
  • Segunda inversión: voicing con el quinto grado del acorde en el bajo
  • Tercera inversión: voicing con el séptimo grado del acorde en el bajo

Las tríadas sólo pueden adoptar la 1ª y 2ª inversión, mientras un acorde de 7ª puede adoptar las tres. La inversión se refiere sólo a la nota situada en el bajo; las notas altas pueden colocarse en cualquier orden.

Símbolos de acordes invertidos: acordes con barra

En la notación de la música popular los acordes invertidos se representan mediante los llamados acordes con barra. El nombre viene dado por la barra que separa a la izquierda el símbolo del acorde y a la derecha la nota baja.

Ejemplo: C (primera inversión) = C/E

C: acorde

E: nota baja (distinta a la tónica)

Voice Leading

La razón para reordenar las notas individuales de un acorde en inversiones es la de crear más posibilidades de conexión de acordes. El estudio de las conexiones de acordes de modo suave y el modo en que esto es posible se denomina Voice Leading. El ténmino se refiere a la idea de que las notas individuales de una progresión de acordes (voces) deben conectarse suavemente con el tono más cercano de un acorde a otro. El efecto más obvio al invertir un acorde es el cambio de la nota baja, y el resultado del voice leading mediante el uso de inversiones es la creación de líneas melódicas de bajo que conectan unos acordes con otros del modo suave y sin grandes saltos, como resultaría si no hiciéramos uso de estas inversiones.


El libro recomendado por guitarmonia.es