Cifrado de Acordes

Sabiendo lo que es un compás y cómo medirlo, ya se pueden leer cifrados que indican toda la sucesión de acordes de una canción. Se trata de una serie de símbolos de acordes, con indicación de sus valores temporales relativos. Si se saben la melodía y el ritmo de una canción, bastaría con escribir la letra y el símbolo de cada acorde encima de la palabra o sílaba adecuada, pero un cifrado indica todo en mucho menos espacio, usando compases en lugar de texto para indicar el tiempo.

Lo primero que se hace para escribir un cifrado es decirle el aire y el compás. Así se determina la velocidad a la que hay que leer cada fragmento. En todos los cifrados hay que indicar el compás.

Lo siguiente es decir cuánto dura cada acorde y en qué parte de un compás hay que cambiar de acorde. Los trazos verticales indican partes, y no notas.

Este cifrado de acordes es el medio típico de comunicar información a un guitarrista. Luego cada uno escoge una inversión de acordes y un patrón rítmico adecuados, que transmitan el “sentimiento” deseado.